Una “Experiencia Sur”: al encuentro de lo pequeño

General Actualidad

Cuando sentí la necesidad de parar un tiempo de mi vida para salir al encuentro, iba con la generosidad y la ingenuidad de no saber a qué, pero preparada para “lo más grande”. Sorprendentemente, para lo que no estaba tan preparada, era para “lo más pequeño”. Mi primer contacto con el voluntariado Internacional de “Entreculturas” fue “Experiencia Sur”, llegué a El Salvador con muy pocas ideas previas, y pensando que el centro de mi experiencia sería mi trabajo; volví con mucha necesidad de conocer la “otra historia de América” y con la conciencia absoluta de que el pilar fundamental de ese tiempo, no fue otro que lo compartido con la familia con la que me alojé.

 

Ellos me dieron el “pulso” real de la vida en Centroamérica y el “impulso” para querer repetir. No hicieron nada especial, sólo abrieron su casa y me invitaron a su vida: reuniones nocturnas bajo un mango para contar historias, afecto constante, paseos, tiempos de silencio, telenovelas,..., sólo eso bastó para encontrar la medida justa de las cosas y ampliar mi mirada.

A esto se sumó el tiempo pasado con los profes y sus familias, las conversaciones sobre nuestros países, las confidencias de los chicos, constatar, una vez más,la importancia vital y transformadora de la educación; las peligrosas carreteras salvadoreñas, el aire selvático en la cara en la parte trasera de la “pick up”, el color verde intenso de las hojas de los árboles, los grupos de niños vestidos de blanco y azul caminando hacia la escuela, las lluvias torrenciales,los cientos de insectos, el picante, y esa actitud de poder “salir de todo”, aunque todo cambie;... La verdad, nada impactante, sólo gente viviendo; a veces, sobreviviendo; demasiadas, malviviendo; pero viviendo.
Aquel julio de 2015, se situó en el “camino de mi vida” dando sentido a todo lo anterior: mi trabajo en el cole, otras experiencias de voluntariado nacional e internacional, …,como un puzzle donde todo, repentina y milagrosamente (o no tanto), encaja, y de ¡qué manera! Y ahí, en el patio de una casita en Tacuba (El Salvador), supe que tendría que volver al sur, al sur geográfico y a mi propio sur, a mis fronteras; y lanzarme a lo pequeño “a lo grande”, no como una visitante sino como una vecina más.

De esta manera llegué a Cochabamba (Bolivia) tres años después, para quedarme, no un mes sino un año y para sentir que pertenecía no sólo a un proyecto sino a una comunidad. Podría hablar de mi trabajo allí a nivel profesional, pero lo más importante no fue eso, sino la constancia de que en cualquier parte del mundo hay algo que a ciertas personas nos une, como atraídos por un imán: la satisfacción que te aporta el hacer las cosas junto a otros, sólo por el gusto compartido de mejorar el espacio donde en ese momento vives.

Hacer este proceso de manera natural, sin ponerle tiempos ni ritmos; acompañando y dejándote acompañar, sin pretensiones ni condicionamientos; teje vínculos que ya nunca se rompen. Cuando uno crea esa red con otros, sabe que pertenece, y en ese momento has cumplido el objetivo, …, y algo cambia en tí.

Y después, ¿qué? al volver sabes que todos notarán ese cambio. Ya no será necesario esperar a las charlas, ni los “powertpoints”, para generar sensibilización; el cambio emana en todo lo que haces y dices desde que te levantas hasta que te acuestas, y va sembrando, sin darte cuenta, allí por donde pasas. 

Para mi no hay otro camino que sumar para que la justicia crezca, y para que esto llegue, sólo necesitamos millones de micro-cambios eclosionando por todas partes. Esta idea se ha instalado en mi, y es la gran transformación que “Experiencia Sur” me ha regalado.

Rocío Garrido García.
Coordinadora School&Talent. Área Educativa, Fundación SAFA.

Contacta con nosotros

CONTACTO
(*) Obligatorio

De acuerdo con la Ley Orgánica 15/99 de Protección de Datos, le informamos de que sus datos se incorporarán a un fichero propiedad de Fundación SAFA en el que se tratan para mantenerle informado de nuestros cursos. En caso de que no desee recibir nueva información o bien desee ejercitar su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición, puede dirigirse a Fundación SAFA en Calle Trajano, 35-A.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.