En este primer año de Ítaca hemos comenzado un nuevo modelo de escuela, una tarea  importante y no exenta de dificultades, que con paso firme, vamos superando. Un modelo que permitirá acercar al alumnado de nuestros centros a un aprendizaje más real y significativo.
 
Esta necesaria renovación solo es posible con la ilusión, esfuerzo y compromiso de todas las personas que formamos la comunidad educativa de SAFA, que han llevado a buen puerto esta primera etapa de nuestro "viaje a Ítaca".
 

Gracias por vuestra implicación y colaboración y feliz verano.